Los Etranios

Los habitantes del continente de Etrania tienen un variado origen cultural que se ha ido mezclando y uniformando a lo largo de los años.

Fisonomía

Los habitantes de Etrania son de muy diversa forma. Los originales fundadores de Rostow, habitantes de la zona de los ríos del centro del continente, son de piel blanca o rosada, con cabellos que van del castaño claro al negro. A medida que se fueron anexionando las poblaciones del resto del continente, se fue ampliando el panorama genético de la población. Los primeros que se unieron fueron las tribus del sur, de tez morena por el sol y pelo rojo como el fuego. Posteriormente los etranios del norte fueron conquistados. Sus melenas rubias y sus pieles pálidas se juntaron con la extraña mezcla del resto de Etrania.

Hoy en día es difícil distinguir unos rasgos de otros en Rostow. Siglos de mezclas entre razas hacen que los ciudadanos tengan una amalgama de rasgos culturales. Incluso puede verse algún rasgo más de fuera del continente como los ojos rasgados de los mohur o la piel como el carbón de los harpen.

Ritos y Festividades

Los etranios relacionan sus festividades con los ciclos astrales. Las dos fiestas de esta índole más importantes son los Litha y Yule.

Litha es el día más largo del año, a principios del verano y representa el poder de Assabin y el valor. Se dice que los nacidos en Litha serán grandes guerreros.

Yule es el día más corto del año, a principios del invierno y representa el poder de Alleta y el amor. Se dice que los nacidos en Yule serán hermosos.

Aparte de estas dos fiestas, también se celebra Beltane, la fiesta del fuego. Es un día profundamente religioso en el cual se encienden hogueras y los etranios queman en ellas todos lo que quieren borrar de sus vidas. Durante la madrugada de Beltane se celebra la Pascua de Cenizas, en que se lanzan al viento las cenizas de lo que se ha quemado durante la noche. Marca también la fecha de comienzo de la siembra y muchas de las cenizas se utilizan como abono para las nuevas cosechas.

El fuego es un elemento muy importante para los etranios. De hecho, cuando alguien muere, se incinera su cadáver, puesto que de no ser así, el alma del difunto vuelve de entre los muertos para atormentar a los vivos. En Etrania no hay cementerios por este motivo.

Cronología y Tiempo

Los etranios marcan el paso del tiempo por los días transcurridos en cada estación. Cada estación cuenta con 91 días, y sumado al día de Beltane, que se cuenta como fuera de cualquier estación, suman 365 días en un año. Así los etranios pueden referirse a los días con expresiones como el 56 de primavera, el 34 de invierno o beltane. Los etranios miden el tiempo en días, ciclos y enios. Un día son 24 horas, un ciclo son 4 días y un enio 7 ciclos. (Esto en tiempo real equivale a 6 horas, 1 día y 1 semana respectivamente).

La medida de los años no es tan sencilla. Con la oscura época de la Plaga, muchos registros se han perdido y nadie esta totalmente seguro de cuál es el año en curso. Los años se miden desde la fundación de Rostow, y hay 3 grupos distintos que defienden sus fechas. El primero de ellos es el Culto, que defiende como año actual el 506. Como no podía ser menos, los brujos opinan distinto, diciendo que es el 567. Por último la Legión del Fénix defiende que sus registros les certifican que estamos en el año 541. Este caos temporal hace que incluso datar un texto fechado sea difícil, pues no se sabe qué calendario usaba el autor ni en qué momento empezaron a disgregarse los años.

Justicia

Todos los etranios, ya sean de origen mas humilde al más alto, tienen derecho a defenderse en un tribunal de las acusaciones echas por un par de su misma clase social. Al menos sobre el papel porque la realidad es muy diferente.

En realidad sólo los personajes de mayor categoría social pueden disfrutar de ciertas garantias sociales, mientras que campesinos o y simples plebeyos con empleos de baja categoría son pisoteados y maltratados con frecuencia.

Los guardias estan acostumbrados a recibir sobornos y muchos ladrones o rateros de poca monta desaparecen habitualmente de las calles o de las mazmorras sin que jamas se sepa nada de su destino y sin que nadie haga preguntas.

Los comerciantes, clérigos y ciudadanos reputados de la ciudad pueden contar en general con la justicia si la acusación ha sido hecha por otro ciudadano de la misma clase social. Si dicha acusación es hecha por un noble, no hay cabida para un juicio porque éste automaticamente tiene razón. Por ello muchos plebeyos intentan congraciarse con alguna casa noble, para protegerse de los posibles desmanes de cualquier otra casa noble. Cuando un plebeyo es sentenciado a muerte, es posible que dicha sentencia se ejecute discretamente si se trata de un nadie, o de la horca si es un ciudadano reputado y se desea dar escarmiento y ejemplo.

Finalmente los nobles están en lo más alto de la piramide social, siendo éstos únicamente imputables por otros miembros de su misma clase. Si un noble acusa a otro y el asunto es de poca gravedad se suele celebrar un juicio a puerta cerrada donde se llega a algun tipo de acuerdo o compensación que satisfaga a ambas partes, y el juez simplemente hace de mediador. Si no se llega a ningun acuerdo, entonces el juez deberá decidir algun acuerdo de compromiso.

Si por el contrario el crimen es de sangre o honor, y la vida del acusado está en juego, se espera de un noble que esté dispuesto a dar su vida por su familia, su casa y su honor.

Puede pedir un juicio con 3 jueces para defender su caso, o invocar la antigua costumbre de juicio por combate. Si pide un juicio por combate, ambos nobles pueden designar un paladín (ó así mismos) en una lucha a muerte para decidir quien tiene la razón. Mediante la plegaria: "!Que Gibil guie mi mano y defienda mi causa!", se lanzan al combate que no terminará hasta que uno de los dos haya caido. Por supuesto si un juez decide que un caso no es tan grave como para estar en juego la vida del acusado, puede denegar el juicio por combate, aunque esto puede causarle muchos problemas.

Si finalmente se encuentra que el acusado noble es culpable, su destino es el verdugo real, el cual lo decapitará limpia y eficientemente.